En horas de la madrugada, en la zona de Villa Warcalde un compañero del volante sufrió un fuerte accidente por la imprudencia de un tercero.

El taxi circulaba por su mano cuando de repente se vio sorprendido por un auto que se cruzó de carril y lo embistió de frente.

Hubo heridos que fueron asistidos por el servicio de emergencia.

Es imperioso que la Municipalidad haga más controles de alcoholemia y que quienes conducen un automóvil tomen conciencia que los accidentes se pueden evitar si se maneja con prudencia, claro, eso es una cuestión de educación.

 

Dejar respuesta